Menu

Rebirthing Re-Nacimiento

Merche

Rebirthing es una técnica yóguica creada en los años 70 por Leonard Orr, (un yogui experimentado), después de haber vivido un ReNacimiento espontáneo. Sintió que su respiración variaba y se convertía en la de un bebé. Se dio cuenta de sus beneficios y de lo que le liberó a partir de entonces. Esa forma de respiración no existía dentro de los Pranayama que conocía del Yoga. Con lo que sintió que era su misión de vida, y fue desarrollando esta nueva técnica terapéutica contemplando el Guión Natal (Concepción, Gestación y Nacimiento) como la base de conocimientos psicológicos que nos hayan afectado a lo largo de nuestra vida.

Rebirthing contiene dos pilares básicos en los que se apoya. . Estos son La Respiración Circular Consciente, y la de La Mente Creativa. Se utilizan para liberar los pensamientos limitantes instaurados en nuestra memoria celular con los que nos identificamos durante el Guión Natal, y así poder ser desprogramados, y crear unos pensamientos nuevos que cambiaran nuestra realidad, transformando nuestros estados mentales, emocionales y físicos, e ir recuperando nuestro bienestar integral. También se sienten los desbloqueos físicos, que contienen información emocional y mental, como en cualquier clase de yoga. Después de cada sesión nos sentimos en Paz Alegría y Amor, que son los estados del Ser.

Sorprende mucho a los clientes, como en tan solo una sesión puede sentirse tan bien.

Leonard Orr asigna el ciclo de 10 sesiones para abordar todos los espacios vitales de nuestra historia personal. Y también se puede aprender a utilizar esta técnica respiratoria para llevarla a cualquier momento de nuestro día a día. En el centro Brilla Agalma hacemos círculos de Respiración con la intención simplemente de ir dejando partir cualquier tensión que podamos ir acumulando de nuestra vida cotidiana, y en algún momento podría ser que surja algún tema o propuesta a abordar de forma fluida y espontánea. Os invito a probar esta poderosa, maravillosa y accesible vía de liberación y plenitud.

Un cálido saludo.

Mercedes Pazos García